Quiche de col rizada, ricotta y tomate seco

Una quiche casera, con su delicioso hojaldre y su relleno rico en proteínas, es el plato ideal para un brunch de domingo con tus seres queridos.

Para 8 personas

  • Spray de aceite de colza
  • Masa de hojaldre
  • ¼ de taza de pipas de calabaza
    o piñones
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla mediana, en rodajas
  • ¼ de cucharadita de sal
  • 4–5 hojas grandes de col rizada, cortada
  • 1 diente de ajo picado
  • ¼ de cucharadita de nuez moscada
  • 1/8 cucharadita de pimienta
    negra molida
  • 1/3 de taza de tomates secos
  • 2 huevos
  • 2 yemas de huevo
  • 2/3 de taza de leche desnatada
  • 2/3 de taza de crema espesa
  • 200 g de ricotta

Calienta el horno a 175 °C. Rocía un recipiente de metal con aceite y recúbrelo con el hojaldre.

Tuesta las pipas durante 7 minutos.

En una sartén grande a fuego medio calienta el aceite. Añade la cebolla y parte de la sal; saltéala 5 minutos hasta ablandarla. Añade la col, el ajo, la nuez moscada y la pimienta; Sofríelo todo 5 min. Incorpora el relleno al hojaldre. Recúbrelo con los tomates y dos cucharadas de pipas.

En un bol, bate los huevos, las yemas, la crema, el ricotta y el resto de la sal; vierte la mezcla sobre las verduras. Recubre con el resto de las pipas. Hornea 45 min. Cuando esté lista déjala reposar 10 minutos.